AULLIDOS DE SELVA

La primera etapa del proyecto Aullidos de Selva comenzó en Octubre de 2016 y se alargó hasta Noviembre de 2017.

El principal objetivo de esta gran aventura fue el de crear una red de colaboración de ámbito internacional entre distintas organizaciones, asociaciones y profesionales de la gestión de la fauna y flora silvestres.

A lo largo de su desarrollo, visitamos diferentes regiones de Argentina, Bolivia, Perú y Ecuador, colaborando con diversas organizaciones no gubernamentales, asesorándoles y participando de manera activa en los proyectos de conservación que dichas organizaciones estaban llevando a cabo.

 

¿De dónde viene el nombre de Aullidos de Selva?

 

El nombre ‘Aullidos de Selva’ proviene de los monos aulladores (Alouatta spp.), con los que hemos tenido el privilegio de trabajar en todos y cada uno de los centros en los que hemos estado. Este primate de carácter tranquilo y mirada serena, esconde una trágica realidad.

Los monos aulladores son uno de los animales más ilegalmente traficados en Sudamérica, generalmente para su tenencia ilícita como mascotas. Sin embargo, son muchas más las especies amenazadas por las actividades del ser humano, y los diversos centros de rescate y conservación de la fauna que hay repartidos por toda Sudamérica realizan una labor importantísima de concienciación ambiental y de protección de la biodiversidad.

Argentina

 

 

En Argentina colaboramos con Güirá Oga, un Centro de Rescate, Cría y Recuperación de Animales Silvestres en la provincia de Misiones, junto al Parque Nacional de Cataratas de Iguazú.

Entre los numerosos proyectos en los que participamos junto a los profesionales de Güirá Oga, destacaríamos el trabajo realizado en el Monumento Natural Isla Palacio.

A través de constantes salidas de observación de fauna, detección de rastros y huellas, estaciones de escucha nocturnas y cámaras de fototrampeo, elaboramos un Catálogo de Especies de Fauna presentes en este enclave natural.

 

Por otro lado, llevamos a cabo la liberación de ejemplares silvestres recuperados en el Centro de Rescate, que tras su completa rehabilitación fueron devueltos a su hábitat natural.

Por último, colaboramos en el Proyecto de Rehabilitación de Monos Aulladores (Aloutta caraya), en el que monitorizamos la liberación de monos carayá dentro de la Isla. Primero durante una pre-suelta controlada en recintos de semi-libertad donde poder analizar la evolución en el comportamiento de los ejemplares y su aclimatación al nuevo ambiente, y posteriormente tras la translocación de los mismos a sus territorios definitivos dentro de la Isla.

 

Bolivia

En Bolivia colaboramos con un Centro de Animales Salvajes en el que se acogían ejemplares silvestres procedentes del tráfico ilegal, uno de los principales problemas que afronta la fauna sudamericana.

En este centro, además de ayudar en el mantenimiento y alimentación de los animales, asesoramos al personal encargado de la gestión, para la mejora de instalaciones, dietas, cuidados veterinarios, y especialmente para la implantación de un programa de enriquecimiento ambiental, que hasta ese momento era prácticamente inexistente.

Junto a numerosos voluntarios procedentes de diferentes partes del mundo y rodeados de un entorno espectacular de selva de montaña, realizamos tareas de educación ambiental así como numerosas salidas de avistamiento de fauna.

 

 Perú 

Nuestra labor en Perú se centró en los proyectos que el Centro de Rescate de Fauna Amazon Shelter, en Puerto Maldonado, lleva a cabo. Además de colaborar en la optimización de dietas, las tareas de mantenimiento de recintos y el cuidado y alimentación de los animales rescatados por el centro, participamos en el Proyecto de liberación de monos aulladores (Alouatta seniculus) en las profundas selvas de Madre de Dios, realizando un análisis previo del área de liberación y una monitorización de los ejemplares tras la suelta.

En este impresionante lugar pudimos disfrutar del avistamiento de increíbles especies de aves, mamíferos y reptiles, así como de innumerables especies de invertebrados. Una riquísima biodiversidad cuya conservación pende de un finísimo hilo.

 

Ecuador

 

Para terminar nuestra expedición sudamericana, viajamos a Ecuador, donde principalmente nos dedicamos a conocer los numerosos espacios naturales de excepcional riqueza e importancia ecológica (tales como el Parque Nacional Cajas, Parque Nacional Podocarpus, Parque Nacional Machalilla o la Reserva Ecológica Cotacachi-Cayapas entre otros muchos).

 

Por otro lado colaboramos con un centro de rescate de fauna en Mera, trabajando en las tareas de mantenimiento y alimentación de los ejemplares en proceso de rehabilitación, y asesorando en la mejora de protocolos y en el diseño de un proyecto de liberación de monos lanudos (Lagothrix lagotricha).

Además pudimos conocer la importante labor de la Asociación Muyu Semilla de Selva, en Puyo, que a través de la educación ambiental, el ecoturismo y el desarrollo sostenible de las comunidades locales, intentan fomentar la conservación de la naturaleza.

La primera etapa del Proyecto Aullidos de Selva ha sido un largo viaje a lo largo de cuatro increíbles países, con sus bellos paisajes, su riquísima biodiversidad, sus diversas culturas y costumbres, y lamentablemente también sus graves problemas medioambientales. Una emocionante aventura cargada de interesantes proyectos, conmovedoras historias e inolvidables anécdotas que quedarán en el recuerdo.

Proximamente comenzaremos con la segunda etapa, os mantendremos informados.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies